LADIPA se convierte en Unidad Académica (13 agosto, 2014)

LADIPA se convierte en Unidad Académica de Colmich

La Junta Directiva del Consejo Académico de El Colegio de Michoacán aprobó la creación de la Unidad Académica para el Laboratorio de Análisis y Diagnóstico del Patrimonio de El Colegio de Michoacán, en su sesión ordinaria realizada en la ciudad de Querétaro, Qro., en el mes de mayo pasado. Con ello, LADIPA tendrá un reconocimiento dentro del organigrama funcional de Colmich como unidad independiente a los centros de estudio. Se trata de un logro significativo que emana del arduo trabajo que han venido desempeñando los integrantes del Laboratorio en materia del estudio del patrimonio natural y cultural material:

A cinco años de su fundación en 2009, LADIPA se ha dedicado a poner a punto sus metodologías de análisis con técnicas microscópicas y espectroscópicas para el estudio del patrimonio nacional. Para ello, se ha dotado de infraestructura científico-tecnológica de primer nivel, a la vez que se han adecuado sus espacios físicos para el óptimo funcionamiento de sus equipos. Sus investigadores y analistas han realizado proyectos con un impacto significativo en la región, siendo uno de los principales el de la Catalogación, estudio y conservación del acervo escultórico del exconvento franciscano de Tzintzuntzan, inmueble que resguarda un valioso acervo de esculturas de caña que datan de los siglos XVI al XVIII.

Asimismo, se han publicado dos libros bajo la colección de Cuadernos de LADIPA, el de Patricia Acuña titulado El maque o laca mexicana, y el que coordinaron Josefina Bautista y Mirta Insaurralde, denominado Manual de Radiología, ambos del año de 2012. Aunque LADIPA no cuenta con programa de estudios, sus investigadores han participado en la formación de recursos humanos de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (Guadalajara) y de la Universidad Politécnica de Pénjamo (Guanajuato).

En materia de vinculación, Colmich ha firmado convenios estratégicos de colaboración con instituciones del sector académico, social, gubernamental y empresarial, para la realización de análisis en LADIPA. En el año 2013 Colmich se convirtió en el primer CPI de CONACYT en Ciencias Sociales y Humanidades en recibir apoyos del programa Proinnova, gracias a dos proyectos aprobados a empresas vinculadas con el Laboratorio, mientras que este año de 2014, Colmich recibió recursos por 5 millones de pesos por este mismo concepto.