Línea de generación y aplicación del conocimiento: Ideas e instituciones político jurídicas: De la monarquía hispana a la etapa nacional

El régimen de subdelegaciones hace su aparición por primera vez en las posesiones trasatlánticas de la monarquía católica a partir de la promulgación de las Ordenanzas de Intendentes: artículo 9 de la del Río de la Plata de 1782, artículo 11 de la de la Nueva España de 1786 y artículo 41 de la Ordenanza General de 1803.

A pesar de la enorme trascendencia del régimen de subdelegaciones del que surgió el sistema de intendencias en que se habría de sustentar la nueva traza geopolítica de la América hispana y las Filipinas, y no obstante el relevante papel que el binomio cura-subdelegado representó hasta el momento mismo de las declaraciones de independencia de las nuevas naciones – y aún bien entrado el s. XIX -, hasta el momento su estudio ha sido ignorado casi por completo por la historiografía especializada.

En este sentido debemos decir que aunque el tema mismo de las intendencias ha sido abordado de manera destacada por autores tan reconocidos como Luis Navarro, Horst Pietschmann y David Brading – sólo por mencionar a los más citados -, ha llegado el momento de complementarlo y enriquecerlo con el de los subdelegados y subdelegaciones.

Una de las ventajas indudables que ofrece este nuevo acercamiento, radica en que se trata de pequeños escenarios – las subdelegaciones – de una enorme complejidad y riqueza desde todos los puntos de vista que se les contemple, en donde conviven las comunidades indígenas con diversos grupos de criollos, mestizos, mulatos, españoles y africanos según fuera el caso.

Al afocar la mirada histórica en estas jurisdicciones compuestas y complejas es posible descubrir, conocer y comprender fenómenos sociales, procesos políticos, realidades económicas y culturales, y singularidades históricas que de otra manera pasarían totalmente desapercibidas.

No resulta exagerado señalar que la historiografía ha insistido, de manera casi obsesiva desde el momento mismo del rompimiento con España, en el tema de las guerras de independencia, de las Cortes de Cádiz y en el del papel desempeñado por los ayuntamientos constitucionales, las diputaciones provinciales y las juntas patrióticas – máxime ahora que se conmemoran con bombo y platillo los bicentenarios patrios en Iberoamérica.

Estamos convencidos de que ha llegado el momento de prestar mayor atención a otros asuntos directa y estrechamente vinculados con los anteriores, como el de las Ordenanzas de Intendentes y el régimen de subdelegaciones, lo que entre otras ventajas indudables representa descubrir e identificar nuevos escenarios y actores protagónicos – tanto individuales como colectivos –; acervos y fuentes documentales, así como procesos y fenómenos históricos, políticos, jurídicos, económicos, sociales y culturales inéditos o poco y mal conocidos, y que tanta luz han de proporcionar para lograr una primera lectura o relectura más apegada a la realidad y menos apasionada y politizada de las historias patrias y regionales y, a través de las mismas, un mejor conocimiento de esas sociedades, de sus profundos problemas endémicos y sus dilemas, y del gran potencial histórico y humano de la región.

La Red de Estudios del Régimen de Subdelegaciones en la América Borbónica (RERSAB) que ahora nace, lo hace con el propósito de identificar y vincular al variado, disperso y consistente grupo que en fechas recientes surge de estudiosos interesados en el tema de los subdelegados y subdelegaciones; de difundir y dar a conocer sus publicaciones y proyectos, tanto como de plantear otros comunes; y de llamar la atención tanto de los especialistas como del público en general sobre esta rica veta de historia común de Iberoamérica, para lo cual se ha creado este portal virtual como lugar de encuentro y de comunicación de los miembros de RERSAB entre sí y con todos aquellos interesados en la región, época, institución, escenarios, actores y trama histórico social.